Está aquí: Inicio / BLOG / Afrikable

Afriblog

El blog de Afrikable 

Noticias, Novedades, etc.

Viernes, 21 Septiembre 2018
Publicado en PROYECTOS

El pasado mes, Belén Donoso y yo decidimos cerrar las “mitinguis” (charlas) que habíamos estado teniendo con las mujeres de Afrikable con un tema central, la Violencia contra las mujeres. Queríamos enfocarlo como un problema global para que conozcan las dimensiones de la violencia y los casos en los que la cultura o la religión han legitimado o fomentado la violencia en otras partes del mundo. Se buscaba visibilizar este problema, hablamos de distintos ejemplos de violencia brutal contra las mujeres alrededor del mundo.

Uno de los casos de los que hablamos fue de la tradición del pañuelo de la etnia gitana. Al principio, al ver la imagen del padre de la novia con el pañuelo con sangre, se rieron mucho y parecía que les sonaba muy extraño. Sin embargo, cuando preguntamos si conocen rituales similares para probar la virginidad, algunas también los tienen. Por ejemplo, las mujeres de etnia pokomo o giriama cuentan que la abuela de la novia lo prueba con el dedo. Y las mujeres de la tribu ormas nos comentan que es el propio marido el que lo prueba. Por tanto, al final también hay aquí prueba de virginidad de las mujeres antes del matrimonio. Otra vez nosotras obligadas a demostrar nuestra puridad.

Otro tema que abordamos es la situación de las viudas, hablamos de las reglas de las viudas gitanas, de las cosas de las que se ven privadas tradicionalmente cuando muere su marido. A ellas les hace gracia especialmente que no puedan comer carne. Pero las musulmanas comentan que también tienen que hacer un duelo de 4 meses durante los que se tienen que privar de la vida pública, aunque lo justifican diciendo que bueno, que son 4 meses. Les pregunto ¿Qué hacen si tienen que trabajar? algunas dicen que no ir, otras comentan que ahora si pueden ir a trabajar pero que no pueden mirar a los ojos a los hombres, tendrían que comunicarse con ellos por escrito o por medio de otra mujer.

Bebé viene recubierto por el vérnix caseoso

Otras de las manifestaciones de violencia que tratamos es el castigo a las mujeres cuando al dar a luz, el bebé viene recubierto por el vérnix caseoso (una grasa blanquecina que les protege cuando están en el útero y que unos bebés presentan más acusadamente que otros al nacer). En algunas tribus se considera que tener un bebé con esta grasa blanquecina significa que has sido infiel durante el embarazo y por tanto se te vuelve a considerar impura. En la tribu maasai era tradición que entonces podías recibir una paliza de tu poblado, aunque es una tradición que se está abandonando en los últimos años. En la tribu giriama no les pegan a las mujeres por este hecho, pero si sufren el rechazo del pueblo, insultan al niño y lo rechazan. En este caso era nuestra prioridad aclarar las causas biológicas del vérnix caseoso y que nada tiene que ver con ser o no fiel.

La mutilación genital femenina fue otro ejemplo que tratamos. El año pasado realizamos un taller sobre la MGF muy interesante y participativo, donde contamos además con la visita de Saedi que nos contó de primera mano su experiencia personal sobre la MGF. Este año queríamos recalcar de nuevo que la mutilación genital femenina está legalmente prohibida y que no tenía ningún tipo de beneficio para la salud. Algunas mujeres aprovecharon para levantar la voz y decir que ellas no permitirán que se lo hagan a sus hijas y que denunciará a quién lo intente. Es un claro ejemplo de cómo el empoderamiento se va viendo poco a poco, generación tras generación.

Cerramos esto diciendo que algunas de estas tradiciones, así como otras, como los ataques de ácido o la tradición india del Sati, donde la viuda se arroja al fuego mientras están quemando a su marido cuando fallece, son tradiciones que han sido muchas prohibidas o que se han ido abandonando, y que en todos estos casos ha sido gracias a mujeres valientes que han alzado su voz, que se han enfrentado o resistido a esta tradición y que han presionado para que se vayan abandonando. Teníamos muchos ejemplo enfrente nuestra mirándonos con los ojos vidriosos en algunas ocasiones. Ellas, muchas de ellas se han enfrentado o se enfrentarán a violencias “tradicionales” legitimadas por la religión o por la cultura, o las reglas tribales, y lo harán con la valentía que siempre muestran ante los problemas. No va a haber un cambio radical, puede que tengan que pasar más generaciones para dejar de vivir casos de mutilación genital femenina, matrimonios forzados o pruebas de virginidad, pero veo en sus ojos, sin ninguna duda, el coraje de luchar por una relación más igualitaria, para ellas o para sus hijas.

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

El 25 de Noviembre es un día especial para muchas mujeres, un día de los que pones los pies en la tierra, un día en el que se recuerda a todas las mujeres y menores que ya no están con nosotras a causa de la violencia machista y donde, en España y en muchos otros países, se llenan las calles de personas que se unen al grito que pide el fin de estas violencias.

Desde Afrikable hemos querido también darle su espacio, ya que para conseguir el empoderamiento social de las mujeres de nuestro proyecto es esencial que conozcan las herramientas para salir de las situaciones de violencia que se encuentran diariamente en sus vidas. Es por ello que el pasado viernes compartimos una charla sobre las violencias machistas.

Para comenzar la charla hablamos del origen de la violencia, que es la desigualdad. Aquí, tanto la cultura como las religiones usan una frase sepulcral que es “el padre es el cabeza de familia”. Esta frase significa que el hombre ocupa una posición superior a la mujer, pero también la usan para justificar que es el hombre el que tiene que trabajar y no la mujer, o que es el hombre el que debe tomar las decisiones más relevantes.

Esta necesidad de superioridad a nivel cultural hace que los hombres ejerzan un sinfín de manifestaciones de violencias para asegurar esta posición. Es importante para mí siempre que vean la violencia como un problema global, que ocurre en todo el mundo y no solo a ellas; y como un problema político, que deriva de la gran desigualdad que hay entre hombres y mujeres y no porque ellas hayan hecho nada mal.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Como ya hemos hecho otras charlas sobre violencias, entre todas estuvimos recordando diferentes manifestaciones de violencia que conocemos, como la mutilación genital femenina, los abusos sexuales, la violencia económica, cómo muchos hombres se sienten con la potestad de poder gestionar los salarios de sus mujeres, o la violencia social, como por ejemplo las limitaciones que tienen para poder salir a cenar con sus amigas. Entre ellas veo mucha conciencia, ya que tienen muy bien identificados los distintos tipos, y también mucha indignación, ya que mientras una explicaba un tipo, las demás la apoyaban o asentían, sabían perfectamente de lo que estaban hablando.

Luego les pregunté quién conocía la ley de Kenia en este sentido y bueno, salvo que algunas sabían que la violencia estaba prohibida, no sabían específicamente las leyes de Kenia contra la violencia doméstica, y uso este término porque es el que usa la propia ley de Kenia. Esto evidentemente no me sorprende porque creo que sería una respuesta similar en España. Es más, aquí es más normal porque muchas de las medidas que las leyes incluyen contra la violencia de género no han sido luego aplicadas en la realidad en Lamu por falta de presupuesto, como serían las casas de acogida o las órdenes de protección. Además, lo que diga la ley civil, en muchos casos, va a estar por debajo de lo que diga la ley tribal o la autoridad del poblado.

Aun así no está mal que lo sepan y por eso hicimos un repaso de las leyes más importantes de Kenia sobre la violencia machista, desde la Constitución de 2010 que recoge artículos que reconocen la igualdad entre mujeres y hombres, hasta la ley de 2011 que prohíbe la mutilación genital femenina o la ley de 2015 que regula recursos especiales para las personas que han sufrido violencia machistas. Algunas de las cosas que estaban prohibidas les causaron mucho impacto, como que fuese delito el transmitir deliberadamente enfermedades sexuales, cosa que por desgracia ocurre bastante aquí.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Después de las leyes pasamos al siguiente paso, ¿Y nosotras qué podemos hacer? Elegí la imagen de un árbol con muchos caminos para expresar que hay muchísimos caminos frente a la violencia machista. Una de las mujeres interviene y dice que el camino tradicional ha sido siempre sufrir en silencio, pero que así no podemos ayudarla. Esto me pone los pelos de punta. Otro camino, al que llaman camino local sería el ir primero a tus padres para que intenten hablar con tu marido, en caso de que ellos no puedan arreglarlo ir a la autoridad local, y en caso de que la autoridad local no pueda, ir directamente a la policía. Este es el camino en el que la mayoría de las mujeres asienten. Luego vemos otros caminos, como las mujeres que vuelven a sus casas maternas, las que van directamente a la policía o las que acuden a asociaciones de mujeres que apoyan este tipo de casos.

Desde Afrikable estamos aquí para mostrarles todos los caminos posibles, todos los recursos que tienen a su alcance, que no son todos los que deberían. Pero también para respetarlas, no juzgarlas con nuestros parámetros occidentales y estar ahí si deciden enfrentarse a las violencias de la forma que decidan, porque al final son sus vidas.

Para finalizar la charla vuelvo a que el 25 de Noviembre se celebrará el día contra las violencias machistas alrededor del mundo y que en muchos lugares las mujeres llenarán las calles, y eso espero, para manifestar que sigue habiendo un número intolerable de violencias machistas, peo también que hay muchas personas que no están dispuestas a que la violencia continúe y van a hacer todo lo posible para que acabe. Y para que vean como es el 25N en España, vemos todas un vídeo sobre el 25N en Madrid el pasado año y les encanta. Les impresiona mucho el número de personas, tantas mujeres en la calle de noche, pero también de hombres, cuántos hombres apoyando la causa feminista.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Como broche final queríamos hacernos una foto para apoyar el 25N desde Afrikable, pero tras haber visto el vídeo, ellas mismas cogieron los carteles que habíamos preparados y consensuaron entre ellas un lema y comenzaron a realizar una manifestación espontánea. Esa energía, esas sonrisas, esos saltos, esas miradas cómplices, son el motor de este proyecto. Y ellas, en otro contexto y con otras reglas sociales, no habría quien pudiera pararlas.

¡Por un mundo libre de violencias machistas!.

 

Hatutaki dhulma za wanawake
"No queremos violencia hacia las mujeres"

Tumechoka dhulma za wanawake
"Estamos cansadas de la violencia hacia las mujeres"

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

Jueves, 08 Noviembre 2018
Publicado en PROYECTOS

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Cuando hablamos de situaciones adversas en España o en Kenia tenemos que recordar que son contextos completamente diferentes. Por tanto nuestras capacidades de resiliencias también lo son.

En Afrikable si algo aprendes como vacacionera es que aquí sí que saben vivir el presente, vivir el día, vivir lo que se puede tocar. Eso tiene una parte buena y una parte mala de cara a valorar su resiliencia. Por una parte es complejo o prácticamente imposible incluirles conceptos abstractos, como la propia palabra resiliencia. Pero por otra parte su capacidad de adaptarse a los cambios es muy fuerte, ya que no son mujeres que viven aferradas en el pasado ni preocupadas por los problemas que puedan ocurrir en el futuro.

Por la parte compleja, el hecho de querer introducirles en una charla el concepto de resiliencia y pasarles un test para valorar la resiliencia de cada una ha sido una gran aventura a la que enfrentarse. Comenzamos Belén Donoso y yo adaptando la escala de resiliencia Connor-Davidson. Estuvimos revisando las preguntas con Khadija, la directora del proyecto y algunas las veíamos muy complejas por falta de ese pensamiento teórico o abstracto. Por ejemplo, valorar del 1 al 5 si se tiene “fuerte sentido del propósito”, en el contexto en el que nos movemos es prácticamente imposible.

Una vez tuvimos la escala de resiliencia, había que pensar cómo hacerlo de una forma dinámica ya que muchas de las mujeres no saben leer o escribir, e ir leyendo, explicando y apuntando las respuestas una por una podía resultar muy complejo. Por eso, creamos un cuestionario con las preguntas numeradas y los recuadros para que sólo tuvieran que señalar las respuestas y decidimos hacerlo en conjunto con todas.

Charla sobre la capacidad de resiliencia con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Pero pasadas estas fases, la reunión fue mucho mejor de lo que esperaba. Las mujeres entraron perfectamente en la dinámica, íbamos diciendo pregunta a pregunta y explicándola y ellas en pequeños grupos se iban ayudando entre ellas a rellenar el cuestionario, a entender la pregunta o a comentar las respuestas.

Algunas las tenían muy claras, como si dios ayuda. Aquí la religión cruza las vidas de todas y ninguna tiene dudas en la existencia de dios. Sin embargo había otras que les causaban más dudas, como si pensaban que podían con cualquier problema que pudiese ocurrir. Entiendo estas dudas ya que aquí pueden ocurrir tantas cosas, que yo tampoco sería capaz de decir que puedo enfrentarme a todo.

En general se vivieron muchas ganas de aprender, ya que todas querían entender el nuevo concepto, todas querían comprender las preguntas, se iban ayudando entre ellas y las que sabían escribir y leer fueron organizando a las de alrededor.

Y sobre su capacidad de resiliencia, todavía tenemos que evaluar con la Escala los resultados, pero no tenemos ninguna duda de que su capacidad es inalcanzable por nosotras.

Aquí las mujeres son heroínas, una parte de mí tenía miedo de pasar un tiempo largo aquí por si podía desencantarme, y por supuesto hay cosas de Lamu que pueden desencantar, pero ellas nunca. El estar con ellas día a día solo te hace entender que pueden con todo. Pasan por problemas económicos, familiares, de salud y otros miles, pero los superan. Encuentran la forma de resistir, de salir, de encontrar los recursos para dar la mejor solución posible.

Desde mi forma de vida occidental, para mí es resiliencia el vivir sin frigorífico, sin horno, sin coche, sin lavadora, pero sobre todo lo es el andar 40 minutos cargando a sus bebes, el levantarse a las 5 de la mañana para preparar 7 desayunos y millones de ejemplos más. Por tanto, no tengo ninguna duda de que son las mujeres más resilientes que nunca he conocido. Si faltara algo sería el confirmar que ellas se lo crean y para eso estamos aquí, para repetírselo muchas veces, las veces que haga falta.

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

El pasado jueves recibimos en nuestra escuelita de Afrikable una visita muy especial. Decidimos invitar a la primera mujer que ejerce la abogacía en la Isla de Lamu.

En base a los datos publicados en el Informe llamado Global Gender Gap Report en 2017, el 14% de los hombres en Kenia llega a terminar una educación universitaria, frente al 11% de mujeres. Por tanto, sólo un pequeño porcentaje de la población termina estudios universitarios, pero sorprende que la brecha de género sea sólo del 3%. Puede darse que en las clases más altas, con mayores estudios, la desigualdad de género está siendo menor.

Si el porcentaje general de Kenia es bajo en estudios universitario, en Lamu es bastante menor. Por ello, no ha sido hasta 2018 cuando una mujer ha comenzado a ejercer como abogada en el juzgado de la Isla. Desde hace 6 meses Lorna trabaja en un despacho en una de las calles centrales de Lamu Town y defiende casos de derecho civil y penal, así como también defiende casos en la corte islámica sobre familia, herencias o problemas de propiedades.

Es por ello que pensamos que sería un buen aporte invitarla a visitar el proyecto, a nuestras mujeres y a nuestras niñas y niños de la escuelita. Le pedimos además que preparase una charla para estos últimos donde pudiese hablar de algunos temas claves para ellos.

Al principio comenzamos explicándoles qué era una abogada, que labores tenía, en qué momentos la podían necesitar. Todos escuchaban bastante atentos, e incluso había algunos que dijeron que querían serlo de mayores y le preguntaron qué había que hacer llegar allí. Es importante que tengan esa información, por supuesto el camino sería muy largo y difícil, y tal como está el sistema educativo en Kenia, muy caro. Pero el hecho de que conozcan otras trayectorias, otras formas de vida más allá de ser pescadores, de vender en el mercado, de las profesiones tradicionales de las que ven normalmente, puede que a algunos de ellos les inspire para cuando decidan sobre su futuro.

Luego ella comenzó a hablar de los derechos de la infancia. De una forma muy educativa comenzó a contar con ellos los diferentes derechos de la infancia. Entre ellos el derecho a una buena alimentación, el derecho a acudir a la escuela, el derecho a tener ropa. Debido a la diferencia de contextos, hubo dos derechos que me sorprendieron. Uno de ellos es el derecho a no trabajar. Aquí está muy naturalizado que los niños trabajen “ayudando” a los padres a cargar el burro, a las madres en las tiendas, etc. Por eso, cuando preguntó quién había trabajado, todos los peques consideraban que habían trabajado de alguna manera, porque al final aquí se trabaja en comunidad. Sin embargo, me pareció importante que resaltara el derecho a no hacerlo.

El segundo de los derechos que me sorprendió fue el derecho a la libertad ideológica. Me pareció muy revolucionario en una sociedad como la de Lamu, donde el Islam está tan presente en todos los espacios y especialmente en la educación, que alguien les hablará de su libertad para profesar la religión que quieran.

Charla de la primera abogada de la isla de Lamu sobre Derechos de la Infancia con las mujeres, niñas y niños beneficiarias de Afrikable

Tras los derechos, comenzamos la parte más dura en la que también les hablamos de las responsabilidades de los menores. Aquí en Lamu, los mayores de 10 años pueden ir a una especie de internado si cometen algunos delitos graves, como por ejemplo las agresiones sexuales. Era importante que conocieran que algunos estaban cerca ya de tener también responsabilidad penal y las consecuencias que tendrían sus actos. Como creo que también hubiese ocurrido en España, a los peques les interesaba mucho si ella había ido a alguna cárcel, cómo eran las cárceles, como eran las de menores, etc. Pero escucharon muy atentamente y preguntaron también varias veces el tema de la responsabilidad.

Y por último, quisimos cerrar con un llamamiento a todas las personas que hubiesen sufrido acoso o agresión en cualquier entorno, de su derecho a denunciar, los lugares a los que pueden acudir y cómo sería el proceso. Ya que una de las pocas cosas que tiene de positiva la justicia aquí es que es gratuita para menores.

En general, una experiencia muy positiva donde la mirada de ilusión de algunas niñas escuchando hablar a la abogada lo valió todo. La información es poder y desde aquí trataremos siempre de darles las máximas herramientas posibles para allanar los problemas que tengan que enfrentar en el futuro.

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

Afrikable ONGD tiene por objetivo el empoderamiento social y económico de mujeres en riesgo de exclusión social de la Isla de Lamu.

Tras años de trabajo en terreno, nos proponemos dar un paso más hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres e infantil. Para ello, desde Afrikable, estamos desarrollando la llamada "Unidad de protección contra el abuso y la violencia hacia las mujeres y la infancia".

En la misma, se creará un lugar accesible y seguro donde mujeres y menores de toda la Isla puedan acudir para recibir información sobre sus derechos en caso de estar sufriendo abusos o violencias, de igual modo se ofrecerá atención sanitaria y se creará una red de apoyo para ofrecer atención psicológica y jurídica, así como acompañamiento a los distintos trámites.

Esta Unidad encajará dentro del proyecto de Maternity Home que está actualmente en marcha, compartiendo edificio y servicios sanitarios.

Además desde la misma unidad se han comenzado ya a organizar charlas y talleres de sensibilización tanto para las personas que forman parte de la Ongd como para otros colectivos de la comunidad.

Estos contenidos serán transversales también dentro de nuestra escuelita, ya que se está desarrollando para implantar en el próximo curso una asignatura específica en las tres clases en las que se tratarán estos temas y se garantizará que las próximas generaciones tengan como valores la igualdad y el respeto por las mujeres y la infancia.

Desde España también se colaborará de dos formas, por un lado se creará un equipo multidisciplinar que dé apoyo para los talleres y para las tareas de apoyo y acompañamiento. Por otra vía se creará un equipo de voluntariado que realice una labor de información y sensibilización así como de recaudación de fondos, en casos que sean necesarios.

Estamos completamente decididas a hacer que esta Unidad sea una realidad y ya estamos dando los primeros pasos. Pero para hacer el camino algo más fácil, necesitamos vuestra ayuda.

Hemos presentado nuestra candidatura a los Premios al Voluntariado de la Fundación Mutua Madrileña y para poder ser uno de los candidatos definitivos necesitamos tener un gran número de visualizaciones en nuestro video de presentación.

Es menos de un minuto y sólo con la visualización nos ayudas mucho en dar un paso más en nuestra lucha por las mujeres del archipiélago de Lamu.

 

¡REPRODUCE Y COMPARTE!

Asante Sana

Equipo Afrikable

Continuamos en Afrikable con los talleres de formación con nuestras mujeres, concretamente esta semana el tema se ha centrado en que conocieran cómo el deporte puede ser una herramienta para la visibilización de la mujer y el destierro de los estereotipos de género que siempre la han apartado de una práctica deportiva igualitaria.

Primero empezamos mostrándoles que la mujer keniata es un referente en las pruebas de fondo (5.000, 10.000, media maratón y maratón) en el atletismo internacional. Quisimos transmitirles que la mayoría de ellas entrenan en su propio país, en Iten, una pequeña ciudad en la que se ubica un reconocido centro de alto rendimiento en el que entrenan las mejores atletas del país. Las atletas prefieren entrenar aquí, en su tierra, comiendo su propia comida y cuentan en muchas ocasiones con menos recursos que otras que entrenan en lugares con todo tipo de comodidades y con todos los avances tecnológicos a su disposición. Aun así, las deportistas keniatas dominan las competiciones internacionales de fondo.

Nuestras mujeres aplaudieron emocionadas y se sentían orgullosas de sus compatriotas y de la lucha diaria que llevaban a cabo. Después, pasamos a un interesante debate en torno a las diferencias culturales en relación a la vestimenta de las deportistas femeninas en las competiciones. Concretamente, mostramos una foto de un partido de voleyplaya en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en los que se veía a una jugadora egipcia con el hijab y completamente vestida y a la jugadora alemana en bikini deportivo. El debate giró en torno al respeto por las diferencias culturales de cada país, a la mucha veces injusta “cosificación de la mujer” ya que en multitud de ocasiones se las juzga y valora más por la indumentaria que llevan en las competiciones que por las habilidades deportivas que tienen. A esto se le sumó la dificultad de las mujeres deportistas en algunos países de origen islámico como las que manifestó la jugadora egipcia que fue duramente criticada en su país por el uso o no del hijab, juzgando si la vestimenta que había elegido era demasiado ajustada, etc. La jugadora declaró que al menos se sintió respaldada por la prensa internacional y por las rivales, que la apoyaron en todo momento y respetaron la elección de su indumentaria.

Diferencias culturales en relación a la vestimenta de las deportistas femeninas en las competiciones

En Afrikable, entendemos el empoderamiento desde un punto de vista integral y la salud responde a uno de los pilares básicos sobre los que trabajamos. Como sabemos que el deporte es un reto, hemos decidido empezar poco a poco y como punto de partida, nos decidimos por una iniciación al trabajo de higiene y control postural. Sabemos que la adopción de posturas incorrectas mantenidas en el tiempo puede ocasionar lesiones en la espalda principalmente, que pueden repercutir en futuras lesiones que perjudiquen a la salud de nuestras mujeres. De ahí que en primer lugar y para que comprendieran la importancia de una correcta higiene postural, les dimos una breve explicación sobre la anatomía de la columna vertebral en la que les explicamos las curvas cervical, torácica, lumbar y los huesos sacro y cóccix. Les transmitimos que un incremento de las curvas así como la posible rectificación ocasionaba molestias que podían transmitirse en graves lesiones futuras.

Terminada la charla teórica, pasamos a la acción y dimos paso a la parte práctica, que fue realmente la más divertida. Empezamos con una serie de estiramientos globales y luego a los ejercicios de toma de conciencia de posturas correctas e incorrectas y trabajo de flexibilidad de las principales articulaciones. Trabajamos en parejas, pequeños grupos y en gran grupo, ayudándonos las unas a las otras y divirtiéndonos mucho también, todo hay que decirlo.

Tras esta primera toma de contacto y la buena acogida por parte de nuestras mujeres, pasaremos a realizar esta propuesta dos veces a la semana para que se puedan notar los beneficios y efectos a largo plazo.

Os dejamos unas fotografías que ilustran perfectamente el contenido de este taller.

Ejercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de AfrikableEjercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Ejercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de AfrikableEjercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Ejercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de AfrikableEjercicios de iniciación al trabajo de higiene y control postural con las mujeres beneficiarias de Afrikable

 

Autora: Belén Donoso

Por todos es conocido que tradicionalmente, el deporte ha sido un espacio vetado para las mujeres. Su práctica ha estado siempre acompañada de prejuicios y estereotipos como el que el deporte masculiniza a la mujer o que incluso le impide la reproducción. En España, las mujeres deportistas sufren una constante invisibilización por parte del sistema, no reciben la misma cobertura mediática, los mismos recursos económicos ni el reconocimiento social en la mayoría de los casos.

Pero la fuerza de las mujeres, su creencia en su propio potencial y la lucha por alcanzar la igualdad en un espacio del que siempre se las ha tratado de apartar, ha provocado que en cualquier lugar del mundo crezcan maravillosas iniciativas como la que hoy vamos a compartir.

Actualmente, Belén, una antigua participante del Programa de Vacaciones Solidarias, se encuentra desarrollando la parte experimental de su tesis doctoral en la que concretamente, se analiza la influencia del deporte en la construcción de la identidad de la mujer. En España, realizó cinco grupos de discusión con jugadoras de fútbol sala, balonmano, voleibol, nadadoras y atletas. Uno de los objetivos del estudio se centra en analizar la influencia del contexto cultural y de la religión en la identidad de las deportistas. Para cumplir este objetivo, se ha desplazado a nuestra maravillosa isla y lo ha cubierto debido a que hace pocos días pudo acceder a entrevistar al equipo de fútbol femenino de Lamu, las Uhuru Queens, con el que planteó las mismas cuestiones que con las deportistas españolas: significado del deporte en sus vidas, la influencia de ser mujer en la práctica deportiva, sus motivaciones para practicar deporte, los obstáculos que perciben, así como un profundo análisis del contexto que las rodea.

A continuación, queremos compartir el testimonio de Belén y sus dos compañeras Ana y Anita, que la acompañaron en ese maravilloso día.

“En primer lugar, entrenaron dejándose la piel en el campo y después nos atendieron con una sonrisa en la cara. Les pasamos una ficha con datos sociodemográficos básicos y pasamos a la entrevista principal en la que nos manifestaron entre otras muchas cuestiones que el fútbol les suponía una forma de desconectar de su vida diaria, de liberar energía y de sentirse más seguras de sí mismas. Por otra parte, manifestaron quejas acerca de la escasez de ayudas que recibían con respecto al material deportivo para el entrenamiento y la competición: balones, equipaciones, etc., y pedían que más público fuera a verlas para animarlas durante los partidos y sentirse valoradas socialmente. El broche final se dio con la invitación para venir a Afrikable con el fin de compartir con nuestras mujeres su experiencia, animarlas a practicar actividad física tan recomendable para la salud y establecer un vínculo de unión entre ellas con el deporte como nexo común en la lucha por la igualdad.

Visita a las Uhuru_Queens - FC Ladies LAMU

Visita a las Uhuru_Queens - FC Ladies LAMU

Pudimos observar que tanto las jugadoras españolas que fueron analizadas con anterioridad como las jugadoras keniatas, manifestaron las mismas motivaciones y dificultades, por lo que deducimos que en este caso concreto, las diferencias culturales no influyen en la percepción que tiene sobre la situación de la mujer en los escenarios deportivos.

Queremos destacar la personalidad del entrenador y sus asistentes, que mostraron en todo momento un rotundo apoyo al fomento del deporte femenino en Lamu y una conciencia de que la mujer tiene los mismos derechos a ser reconocida y valorada socialmente como deportista y más concretamente en un deporte que tradicionalmente se ha considerado masculino.

Visita a las Uhuru_Queens - FC Ladies LAMU

Este hecho nos ayuda a confiar, nos ayuda a creer que un cambio es posible y que esta iniciativa apoya y fomenta la idea de que el deporte, es algo más que industria y espectáculo, el deporte debe suponer una herramienta para luchar contra la desigualdad y para el destierro de estereotipos infundados biológica y socialmente que desplazan a la mujer de forma injusta de los espacios públicos.

Para nosotras, esta experiencia supuso aparte de una experiencia investigadora maravillosa, la apertura de un nuevo camino y la confianza en que el cambio y el camino hacia la deseada igualdad, aunque poco a poco, será factible”.

Visita a las Uhuru_Queens - FC Ladies LAMU

 

Autora: Belén Donoso

Actualmente, contamos en Afrikable con Belén Donoso, una antigua vacacionera que se encuentra en Afrikable completando su doctorado con una beca de investigación de la Cátedra de Cooperación y Educación para el Desarrollo. De entre las actividades planificadas con las mujeres y niñas/niños pertenecientes al proyecto, se encuentra el taller para aprender a nadar, una actividad de suma importancia ya que, como todos sabemos, Afrikable se encuentra situado en la Isla de Lamu y los desplazamientos en barco son frecuentes en la vida diaria de los habitantes de la isla.

Aprendemos a nadar - taller para las mujeres, niñas y niños beneficiarios de Afrikable

Desgraciadamente, son muy comunes los ahogamientos ya que la mayor parte de la población no sabe nadar lo que les dificulta y pone en riesgo la capacidad para desplazarse a islas cercanas o al continente, o incluso para realizar actividades como la pesca que supone la principal fuente de ingresos de muchos habitantes de la isla.

De ahí que Afrikable, en su objetivo por empoderar a mujeres y niñas del proyecto, se haya puesto manos a la obra con este taller que dio comienzo esta semana y que se prolongará de forma sistemática en el tiempo para maximizar el aprendizaje.

Aprendemos a nadar - taller para las mujeres, niñas y niños beneficiarios de Afrikable

Los actuales VS del mes de julio se han implicado de lleno en este taller que esta semana se ha centrado en familiarizarse con el medio acuático mediante, aprender a respirar dentro del agua, ejercicios para favorecer la flotación y propulsiones básicas de brazos y piernas.

Aprendemos a nadar - taller para las mujeres, niñas y niños beneficiarios de Afrikable

 

Autora: Belén Donoso

De la mano de Paula y Marta cerramos las charlas sobre derechos humanos e igualdad de género que hemos ido realizando este mes de Junio donde hemos tenido la oportunidad de hablar de muchos temas controvertidos como los matrimonios infantiles o el derecho a la planificación familiar, conociendo las distintas realidades que siempre se manifiestan en este proyecto y aprendiendo de ellas y sus perspectivas.

La tercera semana tratamos el derecho a la educación y a la salud desde una perspectiva de género. Respecto del primero de ellos, a pesar de ser un derecho recogido en la Constitución todavía hay muchas barreras en el acceso, especialmente para las niñas. Debatimos sobre el problema de que en muchas casas se decide apostar por la educación de los niños por encima de la de las niñas, a pesar de que en muchas ocasiones son ellas las que tienen mejores resultados. El motivo es que se asume que la mujer va a acabar ocupándose de las tareas del hogar y es el hombre el que va a ganar el salario, por lo que necesita una mejor cualificación profesional ¿Esto ha cambiado?

Charla sobre el derecho a la educación con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Ellas defienden que ya no harían eso, que intentaría que estudiasen todos y si no fuera posible, apoyarían a quien fuese mejor estudiante, independientemente de su sexo. Sin embargo esa no es la realidad en la Isla, todas saben que todavía muchas personas siguen apoyando más la educación de los niños. Dicen que lo justifican diciendo: "The man is a hunter even if is sleepy" (el hombre es un cazador aunque esté dormido).

Se emocionaron cuando les mencionamos el proverbio africano: "If you educate a man you educate an individual, but if you educate a woman you educate a nation" (Dr. James Emmanuel Kwegyir Aggrey - Ghana).

Charla sobre matrimonios infantiles con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Enlazado con este debate abordamos los matrimonios infantiles. Queríamos conocer su visión y relacionarlo con la educación. Al final son dos temas que van de la mano, pues cuando las niñas se casan suelen dejar sus estudios; y en sentido contrario, al dejar sus estudios tienen más probabilidades de casarse antes. Se creó un debate tribal muy interesante ya que en ese sentido, en las tribus que practican la religión católica hay menos casos de matrimonios infantiles, mientras que en otras tribus como las ormas lo siguen viviendo. Muchas se posicionaban en contra de los matrimonios infantiles, aunque luego queda la parte de poder imponerse en su poblado frente a esta práctica, como ya algunas de las mujeres de este proyecto han hecho.

Charla sobre salud sexual y reproductiva con las mujeres beneficiarias de Afrikable

En cuanto al derecho a la salud, centramos el tema en la salud sexual y reproductiva y en la planificación familiar. A raíz de la preparación del nuevo proyecto de Maternity Home que está en marcha, ya se habían realizado otras charlas sobre los recursos que se tienen en la isla respecto a métodos anticonceptivos y hay varias mujeres del proyecto que realizan planificación familiar. Pero eso no significa que sea fácil, una de las primeras barreras que se encuentran es el consentimiento de sus maridos. Ellas mismas calculan que alrededor del 70% de los hombres de Lamu no autorizan el acceso a métodos anticonceptivos. Por lo que las opciones son tratar de negociar o acudir a ellos de forma secreta. Esta última forma será más accesible cuando la Maternity Home esté en pleno funcionamiento.

Charla sobre género y mujeres relevantes con las mujeres beneficiarias de Afrikable

En la segunda charla nos parecía importante culminar con el tema de la Igualdad de Género ya que, al fin y al cabo, todos los derechos que hemos explicado son un medio para lograr esta igualdad. Comenzamos citando al segundo presidente de Mozambique que dijo que “women [...] are the foundation for solid, sustainable and equitable progress”, frase a la que le siguió una gran oleada de palmadas del resto de las mujeres.

Se comenzó tratando lo que hay sobre el papel, los artículos de la constitución de Kenia que consagran la Igualdad de género. Sin embargo,las mujeres nos transmitieron su visión: una cosa es lo que está escrito y otra es la realidad. Nos explicaron que no hay igualdad de trato ni de oportunidades en muchos ámbitos. Por ejemplo, en el ámbito laboral, las mujeres acceden difícilmente a puestos importantes o de alta responsabilidad.

Reflexionamos sobre la situación de la mujer en la política y en concreto por el cargo de “Women Representative”, un cargo creado para que sea ocupado por una mujer para que vele por sus intereses. Nos explicaron que muchas de las mujeres que llegan a este cargo luego no apoyan realmente a las mujeres y no luchan por la causa, la clase política tampoco tiene una gran credibilidad aquí. Tras un intenso debate sobre los problemas a los que se tenían que enfrentar las mujeres, les preguntamos qué soluciones creían que se podían poner en marcha. Además de la educación y del conocimiento y ejercicio de sus derechos, añadieron que era importante que las mujeres se mantuviesen unidas y se apoyasen y ayudasen las unas a las otras.

Para la segunda parte de la charla queríamos acabar con la historia de algunas mujeres africanas que habían marcado en ciertos aspectos la trayectoria de sus países. Entre ellas, Wangari Maathai, una mujer keniata que luchó por el medioambiente, el feminismo y los derechos humanos. Las mujeres la conocían por su fundación Movement Green Belt, una de las primeras organizaciones ecofeministas en el continente africano y su frase célebre “si matas un árbol, planta dos”.

Tras estos días, nos hemos despedido con una pena inmensa. Ha sido, sin duda alguna, una experiencia única en la que creemos que, tanto ellas como nosotras, hemos aprendido muchas cosas. La cosa más especial que nos llevamos de este viaje son las mujeres, su gran interés, sus reacciones y, sobre todo, la manera en la que nos han acogido.

 

Autoras: Marta Caffarena, Paula Álvarez-Beascoechea y Ana Fernández Quiroga

El techo de cristal es una realidad en todo el mundo. Los puestos de mayor responsabilidad tanto en el ámbito privado como público son ocupados por hombres mayoritariamente. Esto forma parte de la discriminación de género en el ámbito laboral. Sin embargo, en Lamu hay una mujer que rompe este techo y es la jueza de la magistratura de Lamu County.

Desde el año 2016 es una mujer la que ocupa el cargo de jueza en la isla. Esto ha traído muchas consecuencias, ya que está imponiendo una forma diferente de hacer las cosas. Es evidente que sólo el hecho de que sea una mujer la que ocupe este puesto en la Isla, tiene un gran impacto. Pero si además ha tomado decisiones que mejoran la vida de otras mujeres, es algo muy importante.

El año pasado, a raíz del trabajo realizado sobre las Violencias Machistas pudimos entrevistarla y en esa charla, cuando compartimos con ella los objetivos del proyecto Afrikable, se mostró interesada en conocerlo y hablar con las mujeres que forman parte del proyecto y este año decidimos recoger esta propuesta y la invitamos a la ONGD para tener una charlas con las mujeres del proyecto.

Cuando confirmamos la visita y subimos a decirlo, hubo reacciones muy diversas. Algunas mujeres le tienen mucha admiración ya que han escuchado alguna de las decisiones que ha tomado condenando casos de abusos y agresiones sexuales, por lo que estaban muy entusiasmadas preparando la visita. Otras reaccionaron diferente ya que otro de los asuntos en los que la magistrada más se está metiendo es en la condena de casos de drogas y en algunos casos son muy elevadas, por lo que causa el descontento de parte de la Isla.

Decidimos que la charla fuera en Kswahili ya que era una charla para ellas, para las mujeres de este proyecto y para que aprovecharan al máximo la oportunidad de conocer a una mujer que ha roto tantas barreras y sus conocimientos de la ley, para solucionarle dudas que puedan tener sobre sus derechos y sobre los procesos judiciales. Y eso es lo que ellas hicieron, exprimir cada minuto.

Charla de la Jueza de Lamu para las mujeres beneficiarias de Afrikable

La jueza comenzó con una introducción sobre los derechos de las mujeres, cómo hemos ido avanzando gracias a la educación y los retos que todavía quedan por delante, entre ellos el matrimonio infantil. Luego les resaltó la necesidad de inscribir a los hijos e hijas en el registro y contar con los certificados de nacimiento, ya que es algo que no se hace siempre en esta Isla y que luego para cualquier trámite burocrático puede perjudicarte mucho la vida.

Hablamos sobre los recursos que son gratuitos, ya que uno de los motivos por los que las mujeres no acuden a la vía institucional a solucionar sus problemas son los altos costes. Así les informa de que menores de edad tienen derecho a la asistencia jurídica gratuita en cualquier caso. Que hay casos civiles, como la reclamación de la pensión de alimentos, en los que no necesitan defensa jurídica y pueden defenderse ellas mismas, explicando que se da libertad al idioma (ya que normalmente en los juzgados se utiliza el inglés) y en las formas. Y por último, que hay asociaciones de mujeres abogadas que trabajan de forma gratuita para casos de divorcio y de violencia de género, cuando la mujer no tiene recursos suficientes para pagar sus honorarios.

También hablamos de la importancia de la educación, ella les insistió en que la educación de las niñas era la vía para luchar por ellas y darles una vida mejor. Estuvieron debatiendo sobre los problemas económicos para pagar las tasas escolares y les estuvo informando sobre algunas becas gubernamentales que existen para enviar a los mejores estudiantes a buenos institutos y universidades.

Debido a que en Lamu la mayoría de la población es de religión musulmana, hay algunos temas en los que ella no tiene competencia, como es el divorcio y la división de la herencia, y que son llevados por el “Cadi” o tribunal Islámico. Esto causa algunas diferencias entre católicas y musulmanas a la hora de las vías donde poder solucionar sus problemas y los recursos que tienen. También en los pasos que suelen seguir, ya que algunas se quedan en la autoridad tribal o en el Cadi y no llegan a denunciar los casos a la policía, ella resaltó la necesidad de acudir a la justicia y de no quedarse en la vía tradicional si ocurren casos en los que necesitas apoyo del sistema.

Especialmente hubo un gran debate sobre a quién se otorgaba la casa en los casos de divorcio, ya que muchas mujeres reclamaban que siempre se daba a los hombres, a menos que las mujeres pudieran probar que habían aportado algo y entonces conseguir una compensación. Ella decía que en el caso del Cadi, ella no podía intervenir ya que se aplicaba la ley islámica, pero que en su caso, el problema era el machismo de muchos jueces que asumen que el motor económico familiar es el hombre, invisibilizando el trabajo que hacen las mujeres y perpetuando su situación de precariedad.

En general, todas las mujeres disfrutaron mucho de la charla, participaron y preguntaron mucho, con momentos de risa y de complicidad también. Creo que el conocer un referente de mujer de este tipo tiene un gran peso ya que no es lo mismo que alguien como nosotras, blancas y europeas, les hablemos de sus derechos, que lo haga una mujer de su propio país que además se encuentra ahora mismo en la postura de velar por esos derechos como jueza de la isla. Y ellas, en cuanto acabó, le agradecieron la visita, el haber podido ponerle rostro y lo que estaba haciendo por todas las mujeres de la isla condenando los casos de agresiones sexuales ¿Qué más se puede pedir?

 

Autora: Ana Fernández

Página 1 de 13

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

SOBRE AFRIKABLE

Afrikable es una organización sin animo de lucro española, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con número 1/1/594088 y en el Registro de Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) con número 2033.

 

En Kenia nuestra asociación se llama Afrika Able Organization y está inscrita en el NGO Coordination Board de Kenia, con número 10976.

DÓNDE ESTAMOS

  • Lamu, Kenia.
    Madrid, España
  • +34 605 722 162